ConsejosAlimentación en familia

Cómo hacer que tus hijos coman de todo en 6 pasos

https://youtu.be/Aqf0QgAnik4

En la alimentación de un niño, todos los nutrientes deben estar equilibrados. Deben tomar hidratos de carbono, algunas grasas (en alimentos como el queso o la leche), proteínas y, por supuesto, muchas vitaminas esenciales que encontraremos en distintas frutas y verduras. El pescado y las legumbres son otros de los elementos que más cuestan introducir en la dieta de nuestros hijos, y son igualmente imprescindibles. 

Por suerte, si lo hacemos bien podemos lograr que para los niños no sea difícil comer de todo, y conseguiremos que crezcan siendo adultos saludables. 

Pasos para comer de todo

Por norma general, los niños comen de todo cuando son bebés. Pero cuando comienzan a seleccionar en el plato lo que ellos mismos quieren empiezan los problemas, ya que suelen dejar de lado aquellos ingredientes que no llaman su atención como las verduras o las legumbres

Es por eso que el primer paso que debemos dar para que coman de todo es dar ejemplo desde que son pequeños. 

1. Con el ejemplo todo se aprende

“Haz lo que digo y no lo que hago”, reza el refranero español. Pero con los niños esto no sirve de mucho, ya que suelen imitar los comportamientos de sus padres por instinto. De esta forma les podemos transmitir conductas, manías y hasta algunos aspectos de nuestro carácter. Tanto para bien, como para mal, nuestros hijos aprenden a reproducir todo lo que ven en nosotros. 

Por tanto, si queremos inculcar en nuestra familia buenos hábitos tendremos que empezar por alimentarnos bien nosotros mismos. 

2. Probar diferentes alimentos desde pequeños

Si sentamos a un niño de unos 8 años a la mesa y le damos de comer por primera vez verduras o legumbres, descubrirá de repente un sabor nuevo y muy distinto a lo que está acostumbrado. Es probable, entonces, que rechace este plato y se niegue a probarlo.

Esta es la razón por la que debemos introducir todos estos sabores y olores que puedan parecerles extraños o desagradables desde que son muy pequeños. Cuando son bebés, explorarán y conocerán estos sabores, procesándolos a su ritmo e incluyéndolos en su lista de alimentos con los que están familiarizados. 

bebe comiendo de todo
Dejarles explorar la comida desde pequeños les ayuda a comer de todo| Fuente: Canva

3. La exploración del plato es clave

Cuando los niños son pequeños, entre 1 y 3 años, tienen la necesidad de explorar el mundo que los rodea, y su principal herramienta para hacerlo es su boca. Por eso esta es la edad perfecta para introducir los sabores que queremos que formen parte de su dieta habitual. 

Dejarlos explorar su plato a su ritmo les ayudará a vencer las barreras que les impiden probar ciertos alimentos. Cuando son bebés, lo mejor es darles comidas tibias, a una temperatura baja, para que puedan meter las manos y tocar todo lo que les ofrecemos. 

4. La información es poder

Negarle a los niños lo que hay en su plato de comida, y descubrírselo cuando ya lo han comido es una trampa típica que solemos utilizar desde el desconocimiento, y que sirve de muy poco. Es mucho más beneficioso hablar con ellos de forma sincera y clara, explicándoles qué alimentos componen su comida y que les aporta cada uno. 

Si entienden que lo que queremos que coman les hará bien, y que es importante para su desarrollo y su crecimiento, será mucho más sencillo que accedan a probarlo y, a poco a poco, introducirlo en su dieta. 

5. Comida divertida

La mejor forma de animar a nuestros hijos a comer de todo es con este paso de la lista. Y es que si la comida es divertida, original y no un castigo es mucho más sencillo que se presten a probar sabores y alimentos nuevos, o que no les resulten tan agradables. Por tanto, y aunque a veces sea difícil, será buena idea que probemos formas de innovar en la cocina, y les ofrezcamos platos nuevos y originales, en los que los sabores que no les gustan se mezclen con aquellos que sí. 

comida original para comer de todo
La comida original y divertida puede ayudar a que los niños coman de todo | Fuente: Canva

6. Sin presiones, pero de forma constante

Obligar a que nuestros hijos coman un alimento que les disgusta no sirve de nada. Si el sabor les desagrada, o no se sienten preparados para probarlo, solo conseguiremos que la hora de almorzar sea un momento incómodo y que desean evitar. Es por eso que recomendamos no ejercer ningún tipo de presión, ni utilizar el castigo para conseguir que coman de todo. 

Al contrario, es mucho mejor el refuerzo positivo. Si seguimos los pasos de esta lista y tenemos en cuenta las emociones de nuestros hijos, será mucho más fácil que accedan a comer de todo. 

Eso sí, no podemos dejar de internarlo. Aunque no los presionemos a probarlo todo, deberemos introducir todos los alimentos que necesitan en el plato de comida, todos los días. La repetición será la clave del éxito. Repite estos pasos para comer de todo tantas veces como sea necesario.

Ver más
ConsejosAlimentación en familia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *