ConsejosEducación en el colegio

Halloween es diversión y también una oportunidad para aprender en el cole

La palabra ‘Halloween’ nace de la contracción inglesa de 'All Hallow's Eve' y significa víspera de todos los santos. Es, sin lugar a dudas, una festividad cada vez más implantada y disfrutada en nuestro país, y poco a poco va inundando muchos de nuestros ámbitos sociales.

Qué aporta a los niños

Es una experiencia a la que se suman tanto niños como adultos, porque ¿a quién no le gusta disfrazarse y salir a pedir caramelos al grito de 'truco o trato'?

Pero más allá de leyendas de terror y de personajes del universo de Halloween como brujas, fantasmas, zombis o vampiros, esta fiesta ha entrado en nuestras casas y, como no podía ser de otra manera, también lo ha hecho en nuestros centros de enseñanza. ¿Por qué? Pues porque nuestras escuelas no son lugares olvidados ni ajenos a la sociedad, forman parte de ella y han encontrado aquí toda una serie de recursos culturales perfectos para ponerlos a su servicio y al de los niños. En definitiva, han conseguido despertar en nuestros más pequeños su interés por el aprendizaje, motivarlos y desarrollar en ellos una habilidad tan importante como la creatividad.

Os mostraremos aquí la parte más didáctica de la fiesta de Halloween, para que este mes de octubre podáis celebrarla fomentando en los más pequeños, además de destrezas cognitivas, valores que consideramos universales como la amistad o el compañerismo.

Recursos para un Halloween educativo

1. Una ocasión para practicar inglés

La palabra en sí ya despierta y atrae el interés de los niños a lo largo y ancho de nuestro territorio. Por eso mismo os animamos a aprovechar esa curiosidad para desviar su mirada hacia la lengua extranjera por excelencia: el inglés.

Es un momento perfecto para trabajar destrezas lingüísticas. Desde el vocabulario específico hasta frases hechas como 'Trick or Treat', todos son ejemplos de cómo desarrollar habilidades en este idioma mientras nos divertimos con compañeros, amigos o simplemente en familia. Estos libros en inglés para todas las edades son sugerencias para reforzar la comprensión lectora en clase y en casa. 

2. Un incentivo para la lectura

Pero esta no es la única faceta del conocimiento que nos permite valernos de la fiesta de las brujas como un recurso didáctico. El resto de áreas lingüísticas también son un buen campo de aprendizaje y podemos usarlo para describir personajes del universo Halloween, practicar la escritura creativa y, sobre todo, fomentar la lectura en los más pequeños.

Aprovechemos, pues, el gran interés que suscita en ellos para animarlos a leer. La literatura es y será siempre una fuente inagotable de transmisión cultural y hay multitud de libros cargados de historias fantásticas y terroríficas para elegir, ¡y para todas las edades! Estos son solo algunos ejemplos:

  • Unas vacaciones de miedo. Está pensado para niños de 5 a 7 años y es la versión femenina de Juan Sin Miedo, esto es, Juanita Sin Miedo. Ella nunca ha experimentado el temor, por eso quiere saber qué es. Así que se ofrece para un empleo en la Convención del Terror, en el castillo del conde Drácula. Editorial Anaya.
  • Historias de miedo del mundo entero: 50 cuentos y leyendas escalofriantes. Esta interesante recopilación de 50 cuentos, fábulas, mitos y leyendas está destinada a lectores de 6 a 9 años. En ella, la autora hace un recorrido por el mundo a través de sus historias de miedo. Han sido rescatadas de la tradición oral y escrita de muchos países, por lo que resultará muy enriquecedora para los niños. Editorial SM.
  • Spooky y la noche de Halloween. Cuenta la historia de un pequeño fantasma llamado Spooky que regresa al reino del que un día fue desterrado. Una lectura llena de valores, como el de la amistad, perfecta para leer en casa y también para trabajar en el colegio competencias clave. Editorial Sargantana.
  • Cole de locos. ¡Una fiesta terrorífica! Hay una fiesta de Halloween en el cole. Es la primera vez que Lucas, Asim, las gemelas y Carlos van a ir. Los mayores les han contado que va a ser una noche horrible y ¡van a recibir un montón de sustos! Ediciones B.

3. Referencias musicales y cinematográficas

Cada vez es más frecuente la presencia de esta fiesta en otros planos del mundo del arte y la cultura como son la música y el cine. Hay una serie de películas que contienen piezas musicales y que, por ello, son perfectas para pasar la noche del 31 de octubre en familia. Son las siguientes:

  • Pesadilla antes de Navidad (1993). Un cuento musical animado que nos enseña a aceptarnos y a potenciar nuestras virtudes.
  • Casper (1995). Un filme tierno y nostálgico que constituye todo un homenaje a la amistad.
  • Coco (2017). Enamoró a medio planeta con su historia ambientada en la noche mexicana de los muertos y muestra el valor que tiene la familia en nuestras vidas.

El juego, imprescindible

Todo este enfoque educativo y formativo de la noche de Halloween nunca puede ensombrecer el carácter lúdico de la fiesta, ya que es la razón por la que muchos niños desean celebrarla. Junto al arte, el juego es parte esencial del 31 de octubre y, por tanto, tiene que estar presente ese día.

Son muchos los juegos que podemos desarrollar con nuestros pequeños; sin embargo, hay actividades infantiles que destacan por su alta capacidad de entretenimiento. Un buen momento para compartir tiempo en familia realizando cualquiera de las siguientes propuestas:

1. Recetas de Halloween

Al mismo tiempo que cocinamos con ellos podemos trabajar la alimentación saludable. Estas son algunas recomendaciones sencillas, sanas y divertidas:

  • Batidos fantasmas. Elaborados con leche.
  • Mandarinas disfrazadas de calabazas. Vitamina C en cantidades monstruosas.
  • Jeringuillas de sangre. Contienen zumo natural en su interior.

2. Manualidades de Halloween

Aprovechamos la festividad para decorar nuestra clase, casa o habitación. Y, ¿de qué manera podemos hacerlo? Coge papel y lápiz:

  • Decoración de calabazas. Después de leer la leyenda de Jack-o’-lantern, es un momento perfecto para decorar las clásicas e icónicas calabazas.
  • Globos fantasmas. Podemos realizarlos con globos blancos o guantes de látex y pintarlos con rotulador permanente.
  • Vampiros reciclados. Con rollos de papel dibujando sus caras y ropa.
  • Guirnaldas fantasmagóricas. Con cartulina o papel reciclado dibujamos las siluetas de fantasmas para después recortarlos y, finalmente, unirlos.

Como hemos visto, Halloween y su cultura pueden enriquecer a los más pequeños de la casa reforzando conocimientos lingüísticos y artísticos, y hacerlo en perfecta armonía con el carácter lúdico de la fiesta. ¡Feliz noche de brujas!

David Salvador Sáez
Maestro de Educación Infantil y Primaria y psicopedagogo


Spooky y la noche de Halloween

Portada del libro Spooky y la noche de HalloweenAutor: David Salvador Sáez
Ilustrador: Juan Chavetta
Edad: De 6 a 11 años

Spooky es un pequeño fantasma que vive en el campanario de una iglesia de un pueblo del norte de Europa. Se ha requerido su ayuda para solucionar un problema con el rey del Reino de las Sombras, quien ha decidido dejar sin calabazas a todos los niños de Ghostelvania, en el mundo de los vivos. Una entretenida historia llena de valores, como el de la amistad y el compañerismo que se complementa a la perfección con las encantadoras ilustraciones ambientadas en el universo de Halloween.

Se nota que el autor es un docente, pues el libro incluye una aplicación educativa, tanto para las aulas como para utilizar familia, con la que trabajar las competencias clave, fomentar el desarrollo de las inteligencias múltiples o simplemente disfrutar de recetas saludables todos juntos durante la noche más terrorífica del año.

Te dejamos a continuación el booktrailer del libro para que puedas hacerte una idea más clara de la obra:

https://www.youtube.com/watch?v=0_Fh_RwYkYs

 

Ver más
ConsejosEducación en el colegio

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *