Escapada en familia a un pueblo portugués

Escapada en familia a un pueblo portugués

Ir a Portugal es descubrir un país con un patrimonio único. Lisboa es parada obligatoria pero, además de la capital, todo el país es magnífico. Nuestro vecino tiene multitud de lugares que conocer y admirar, además de sus preciosas playas y su exquisita gastronomía. Si buscáis un sitio cercano y bonito en el que disfrutar de vuestras vacaciones, os recomendamos que visitéis un pueblo portugués. ¡Estamos seguros de que no os arrepentiréis!

Norte de Portugal

1. Batalha

Es un pueblo portugués pequeño y tranquilo que fue el escenario de la batalla más importante del país: la batalha de Aljubarrota (1385). Con la victoria en esta guerra Portugal se independizó de Castilla y, en honor a este logro, se construyó el Mosteiro da Batalha declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Este monasterio es del siglo XIV y representa la transición entre los estilos arquitectónicos gótico y manuelino. En el interior destaca la Capela Do Fundador, en cuyo centro se encuentra la tumba de Joao I y su esposa. En el exterior podréis apreciar las Capelas Imperfeitas, capillas inacabadas y sin tejado que son uno de los enclaves más atractivos de Batalha. Merecen también le pena el campo de batalla y el museo de Aljubarrota.

pueblo portugués
Monasterio de Batalha

2. Aveiro

Aveiro es la pequeña Venecia lusa, ya que es famosa por sus preciosos canales. Es ideal para ir tanto en verano como en invierno ya que cuenta con un clima agradable durante todo el año. Se divide en tres, siendo la parte norte la que conecta con las viejas casas de pescadores. En la zona sur se encuentran los edificios de interés turístico.

Para conocer este pueblo portugués es recomendable hacerlo a orillas de la ría. Una de las principales excursiones es la de visitar el Museo de Aveiro, alojado en el Convento de Jesús. Su construcción data del siglo XV y el interior es de estilo barroco. Frente al museo se encuentra la Catedral da Sé. En ella podréis apreciar los azulejos típicos de la zona y un órgano del siglo XVII.

El parque principal es el Parque Infante D. Pedro. Cuenta con numerosas zonas verdes, un lago y un parque infantil. Otra opción sería ir a las playas de la ciudad: Costa Nova y de Barra. La primera es famosa por sus alegres casas pintadas a raya llamadas Palheiros. La segunda, por su parte, cuenta con el faro más alto de Europa.

pueblo portugués
Casas típicas de Costa Nova, Aveiro

3. Coimbra

Se divide en dos grandes áreas: Cidade Alta y Baixa. La mejor forma de recorrerlas es andando por su calles desde las cuales admirar el río Mondego. De esta manera veréis la ciudad en todo su esplendor. Para conocer Coimbra lo mejor es organizar un viaje en el mes de mayo. En esta época se celebra la Queima Das Fitas, ceremonia que marca fin al año universitario.

La zona Baixa es el centro de este pueblo portugués. En él se encuentra la Praça Do Comércio y la Iglesia de Sao Tiago. Esta capilla es realmente preciosa, cuenta con vitrales sencillos y arte barroco en su interior. Otro rincón bonito y particular es el Jardim Da Manga. Este espacio natural forma parte del Monasterio de Santa Cruz, Monumento Nacional desde el año 1934. Otro enclave es el Jardim Da Sereia, sitio ideal donde hacer un pícnic bajo la sombra de los árboles.

pueblo portugués

4. Braga

Es una de las localidades más antiguas de Portugal ya que se edificó hace más de 2.000 años. Su catedral es del siglo XII. Se construyó por orden de los padres del primer rey del país y en ella están sus respectivas tumbas. Este pueblo portugués es uno de los principales centros religiosos y son famosas sus conmemoraciones en Semana Santa y San Juan.

El Santuario de Bom Jesús es uno de los principales atractivos turísticos debido a su monumental escalinata. Ofrece una vista panorámica sobre la ciudad espectacular. Son importantes también el Santuario de Nuestra Señora de Sameiro, lugar de culto mariano, y la Iglesia de Santa María Da Falperra.

El Monasterio de Sao Martinho de Tibaes cuenta con una iglesia de estilo rococó. Sorprende a sus visitantes con el oro de 24 quilates que recubre la gran mayoría de su fachada. Sus jardines son también parada obligatoria para todos los turistas de Braga.

pueblo portugués
Escalinata del Santuario Bom Jesús

5. Oporto

Oporto es el pueblo portugués más grande por detrás de Lisboa. Situado junto al Duero, es muy especial. Sus elegantes barrios y sus villas señoriales se juntan con las callejuelas. Éstas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La Avenida Dos Aliados es el corazón del núcleo urbano y está presidida por el Ayuntamiento. Cerca de ella se encuentra la Estación de Sao Bento. Destaca de ella su interior, decorado con más de 20.000 azulejos pintados a mano. Otro punto importante es la Librería Lello, famosa por ser escenario en algunas películas de la saga de Harry Potter. En la zona de Crodoaria está la Torre Dos Clérigos, lugar desde el que podéis admirar Oporto desde las alturas.

La Catedral de la Sé es uno de los principales enclaves turísticos. Es Monumento Nacional y es tan importante o más que la catedral de Lisboa. Su construcción se finalizó en el siglo XIII y aunque en sus inicios su estilo era románico, se le añadieron elementos góticos.

A través del Ponte Luis I tendréis una vista increíble del río Duero y de la Ribera. Se hizo en 1877 y su autor fue Teófilo Seyrig, socio de Eiffel. Otros espacios de interés son la Casa de Cristal, el Palacio de la Música y la Iglesia de San Francisco, del siglo XIV.

pueblo portugués

Zona del Algarve

6. Silves

Este pueblo portugués tiene un ambiente muy diferente al de las poblaciones costeras turísticas. Es un destino fascinante e ideal para una pequeña escapada en familia.

Su mayor atracción turística es su imponente castillo de ladrillo rojo. Es del siglo VII y fue el epicentro de numerosas batallas y asedios. A la entrada del mismo hay una estatua del rey Sancho I, autor de la primera victoria representativa de los portugueses en 1189.

Destacan también la Catedral de la Sé, construida entre los siglos XIV y XV; el Ponte Romana, antigua puerta de la ciudad y la Cruz de Portugal del siglo XV. No perdáis la oportunidad de disfrutar de una panorámica increíble desde la colina situada al frente de la misma. El mejor mirador es desde la carretera cruzando el Ponte Romana.

pueblo portugués

7. Faro

Es la capital del Algarve y la más poblada. Su catedral se erige en una extensa plaza y su arquitectura se podría catalogar en la transición del romántico al gótico y al renacimiento. De la iglesia primitiva solo queda en pie la torre porticada de la entrada. En su interior alberga el Museo Catedralicio y la capilla.

En el casco antiguo destacan las Iglesias de la Misericordia, del siglo XVI, y la Iglesia de Sao Pedro. Esta última es famosa por su pórtico renacentista y, en el interior, por un friso de azulejos policromados del siglo XVIII.

Algo que no es muy conocido pero que sin duda os sorprenderá, es la Iglesia do Carmo y su Capilla de los Huesos. El conjunto es una majestuosa construcción barroca que finalizó sus obras en 1719. Cerca de las tumbas de un antiguo cementerio se encuentra la Capela dos Ossos, construida con huesos y calaveras de miles de monjes como recordatorio de la mortalidad.

pueblo portugués
Detalle del interior de la Capela dos Ossos

8. Cascais

Cascais es un pueblo portugués de pescadores cerca de las mejores playas de Lisboa. Al norte se encuentra la Boca Do Inferno, un erosionado acantilado. Su principal característica es una cueva hundida donde las olas del Atlántico golpean con fuerza y rompen en la pared de roca.

La Ciudadela de Cascais se remonta a la Edad Media y fue el primer punto de Portugal al que llegó la luz eléctrica en 1878. Junto a ella, en el parque Marechal Carmona, está el Palacio de los Condes de Castro Guimaraes de estilo romántico-historicista.

Su núcleo urbano está hecho para poder pasear tranquilamente y en él hay varios puntos de interés como la Cámara Municipal de Cascais. En la parte más elevada del casco antiguo está la Iglesia de Nossa Senhora Da Assunoao. Es originaria del siglo XVI y en su interior lo más destacado son los azulejos.

pueblo portugués

9. Cacela Velha

Es un pequeño pueblo portugués de apenas cinco calles empedradas. Es el mejor mirador sobre el mar y las islas del Parque Natural Río Formosa. Su imagen más característica son las casas blancas con puertas y ventanas enmarcadas en tonos azules.

Los enclaves de interés turístico se encuentran en torno a su plaza principal. En ella destaca la Iglesia Matriz, de origen medieval, y una fortaleza que data del siglo XVII. Cuenta también con una playa, situada en la Península de Cacela. Es una gran extensión desierta que cuenta con un inmenso arenal que da paso al Atlántico.

pueblo portugués

10. Tavira

Es uno de los lugares con más encanto del Algarve y es la típica villa de pescadores tradicional. Una de sus imágenes más características es la de su puente de siete arcos sobre el río Gilao, de origen romano y abierto únicamente para peatones.

Las Salinas de Tavira son famosas por producir la sal más refinada del país. Es un paseo especialmente bonito donde podréis distinguir y apreciar el atardecer sobre los colores rosa y blanco de la salina. Un paseo obligatorio por este pueblo portugués es a orillas del estuario de la Ría Formosa, formado por canales, islas y bancos de arena.

En la Ilha de Tavira se acomodan varias playas que merece la pena recorrer. Algunas de ellas son Praia da Ilha de Tavira, Praia Do Barril, Praia da Terra Esteita y Praia Do Homem Nú.

Esta localidad tiene 36 iglesias entre las que destaca la Iglesia de Santa Maria do Castelo. Es un edificio del siglo XIII, erigida originalmente con estilo gótico. Sufrió múltiples cambios tras el terremoto que sacudió al país en 1755. Para finalizar, merece la pena visitar el Castillo de Tavira construido entre los siglos X y XI. Sus restos están rodeados de bonitos jardines y desde sus murallas obtendréis las mejores vistas de toda la ciudad.

pueblo portugués

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto los aspectos legales y privacidad que se detallan aquí