10 Imprescindibles para viajar a Brasil con niños

10 Imprescindibles para viajar a Brasil con niños

Viajar con niños pequeños al extranjero puede resultar complicado. Una manera de hacerlo más sencillo es planificar todo con tiempo y tomar las precauciones necesarias. Si Brasil es vuestra elección para unas vacaciones, lo primero que hay que tener en cuenta es el horario de los vuelos. Os recomendamos programar los traslados según las horas de sueño de vuestros hijos. Si escogéis un trayecto nocturno podéis aprovechar para dormir, así será más ameno.

Antes de hacer un viaje a un destino exótico, es importante tenerlo todo controlado. Para visitar Brasil hay varios requisitos indispensables como el pasaporte con validez de más de seis meses y vacuna contra la fiebre amarilla. Son importantes también el uso de protector solar y repelente de insectos debido a las picaduras del mosquito Aedes Aegypti. Éste es transmisor del dengue, virus que produce fuertes dolores de cabeza, fiebre, mareos, sarpullidos y vómitos; fiebre chikungunya, que provoca fuertes molestias articulares y musculares, naúseas, cansancio y erupciones cutáneas y el virus zika, con síntomas como conjuntivitis, malestar, fuertes cefaleas, dolores musculares y de las articulaciones, fiebre y sarpullidos.

Brasil es un país muy grande con multitud de sitios que merece la pena conocer y recorrer. En virtud de elegir los más amenos y adecuados para ir en familia, esta es la selección que hemos hecho.

Imprescindibles en Brasil con niños

1. Las playas de Ipanema y Copacabana

Río de Janeiro es una de las ciudades más populares del país y que, sin duda, apasionará a vuestros hijos. Es un lugar con mucha vida y mucho ritmo que además ofrece opciones para todas las edades. Es difícil pensar en Brasil y no imaginarse en sus maravillosas playas. No os podéis perder las de Ipanema y Copacabana, ambas de aguas turquesas y arena blanca. Son ideales para descansar y tomar el sol. ¡Os sentiréis como auténticos cariocas!

La de Copacabana es la más famosa del país. Enmarcada entre grandes montañas cubiertas de verde vegetación, es la zona más animada de la ciudad. En ella hay infinidad de canchas para practicar deportes como vóley, fútbol, tenis o pádel. A lo largo del año, esta playa acoge multitud de eventos y fiestas, siendo la más famosa la de Fin de Año conocida como “Reveillon”.

brasil
Copacabana

2. Parque Nacional Floresta da Tujica

El Parque Nacional y Floresta de Tujica, es la mayor selva urbana del mundo con más de 4.000 hectáreas de extensión. Este espacio verde es el que se encarga de preservar los manantiales de agua que abastecen la ciudad, prevenir erosiones, evitar inundaciones y regular el clima.

Es el hogar de multitud de especies animales y vegetales y en su interior hay espectaculares cascadas y piscinas naturales. Podéis aprovechar para realizar un tour y conocer el cerro Corcovado que alberga el Cristo Redentor, emblema de Brasil que además desde el 2007 es una de las Maravillas del Mundo. Las medidas de esta escultura son impresionantes: su altura es de 30 metros y pesa 1.200 toneladas. Es posible verlo desde cualquier punto de la ciudad.

brasil
Floresta da Tijuca

3. Jardín Botánico de Río de Janeiro

El Jardín Botánico es un oasis de tranquilidad. Si atravesáis su avenida de palmeras y prestáis atención, podréis ver colibríes, tucanes y halcones. Alberga más de 9.000 especies de plantas nativas y foráneas y será una gran ocasión para enseñar a los niños diferentes tipos de flores y plantas que no habrán visto hasta el momento.

El jardín cuenta con diferentes colecciones: una de bromelias, otra de plantas medicinales, una de cactus y un espectacular invernadero con plantas carnívoras. En el Orquidarium hay más de 3.000 ejemplares y 600 especies de orquídeas tropicales y, en su interior, se cultiva el nenúfar más grande del mundo.

Brasil
Avenida de palmeras en el Jardín Botánico de Río de Janeiro

4. Pan de Azúcar

Otro de los imprescindibles en Río de Janeiro es subir al Pan de Azúcar. Este peñón mide aproximadamente 396 metros de altura, es un espectacular pico monolítico que se alza directamente sobre el mar. Ofrece las mejores panorámicas de la ciudad y de la bahía de Guanabara.

La mejor manera de ascenderlo es usar el teleférico. En cada viaje caben grupos de 65 personas, suben cada 30 minutos y el recorrido dura tres minutos. Un fascinante viaje con unas vistas en 360º gracias a las paredes transparentes de las cabinas.

brasil
Cerro Pan de Azúcar

5. Porto de Galinhas

Este pequeño pueblo ubicado al sur es uno de los grandes puntos turísticos del país y cuenta con las mejores playas de Brasil. Con una extensión de 18 kilómetros de arena blanca, destacan sus aguas cálidas y piscinas naturales. La tranquilidad de este sitio hace que sea ideal para familias y parejas. Al ser una zona de arrecifes, os recomendamos que llevéis zapatillas para el agua.

Las playas más adecuadas para ir con menores son las de Maracaípe y Muro Alto, debido al poco oleaje. Son enclaves ideales para hacer snorkel y buceo y, si tenéis mucha paciencia y suerte, ¡podréis ver caballitos de mar!

brasil
Porto de Galinhas

6. Foz de Iguazú

Es uno de los enclaves más bellos del país. Aúna 279 caídas de agua que forman las majestuosas Cataratas de Iguazú. Ubicadas en la triple frontera con Paraguay, Argentina y Brasil, son uno de los lugares que más turistas atrae. Declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el parque protege especies naturales de la flora y de la fauna en peligro de extinción como el jaguar y a la araucaria.

La caída de agua más impresionante es la conocida como la Garganta del Diablo, con 90 metros de altura. Otra atracción de Foz es el Parque das Aves, con una extensión de diecisiete hectáreas. En él viven más de 800 especies de animales como el guacamayo azul o la yacutinga.

brasil
Cataratas de Iguazú

7. Gramado

Forma parte de la famosa Sierra Gaucha. Uno de los mejores espacios que visitar es el Parque Knorr, más conocido como la Aldea de Papá Noel. Se encuentra justo en el centro de la ciudad y es una zona repleta de magia y rincones con encanto.

En su interior alberga el Árbol de los deseos, el Chalet de los Osos, la Fábrica de Juguetes y además, la primera casa de estilo bávaro de la región hecha en 1940. Toda ella está decorada con motivos navideños y actualmente es el hogar de Papá Noel. Para no confundir a vuestros hijos, ya que de siempre se les ha dicho que Santa Claus vive en Laponia, se les puede dar la idea de que Brasil es su destino preferido al que ir de vacaciones. Otro de los principales puntos turísticos de Gramado es el Lago Joaquina Rita Bier. Es artificial y tiene una extensión de 17.000 metros cuadrados.

brasil
Gramado | Fuente: Página Oficial de Turismo de Gramado

8. Praia do Forte

Es una larga playa en Salvador de Bahía. Era una antiguo pueblo de pescadores que, con el paso de los años, se ha convertido en uno de los sitios más exclusivos de Brasil. Toda la región es área protegida y las costas son tranquilas, rodeadas de vegetación y flora exuberante. Por la noche la playa permanece a oscuras debido a la alta presencia de tortugas marinas. De esta manera se evita que cuando nazcan se desorienten con las luces de los hoteles y se dirijan a ellos en vez de al mar.

Es un destino con clara ideología ecologista. Es la sede del Proyecto TAMAR, que protege a las tortugas. Ofrece actividades didácticas en las que aprender más sobre este increíble animal. El objetivo de esta ONG es el de rescatar especies lastimadas, cuidarlas y volverlas a liberar. Además se encargan de proteger a las crías. Su centro de turistas ofrece la oportunidad de ver especies de todas las edades además de tiburones, pulpos y rayas.

También tendréis la opción de realizar diferentes deportes acuáticos como paddle-surfsnorkelstand-up paddle o hacer una ruta en kayak.

brasil
Praia do Forte | Fuente: Página Oficial de Turismo de Praia do Forte

9. Natal

Este conjunto de playas es conocida como la “pequeña Europa de Brasil”, debido a su cercanía con nuestro continente. Presume de tener las playas más limpias del país. Esto quiere decir que disfrutaréis de las aguas más cristalinas de toda la región.

Esta zona está llena de vida debido a la gran cantidad de familias que la visitan. Al ser una de las áreas preferidas para los amantes del surf, hará más viento que en otros lugares del país, pero no os preocupéis porque el clima cálido os acompañará allá donde vayáis.

Las mejores playas de Natal son la de Ponta Negra, Genipabu y Redinha. En todas ellas podréis practicar deportes de aventura que tienen en cuenta la seguridad y medidas necesarias para que puedan ser realizados por niños.

brasil
Praia Ponta Negra, Natal

10. Ilha Grande

Ilha Grande se caracteriza por tener un clima puramente tropical. Es conocida como el “caribe brasileiro” y su playa más famosa es la de Lopes Mendes, considerada como una de las más atractivas. Se encuentra dentro de una de las reservas naturales de la isla, por lo que es una playa casi virgen. Para acceder a ella hay que realizar un camino de aproximadamente media hora de duración. Tiene fuertes subidas por lo que os recomendamos ir con calma, calzado adecuado y mucha agua.

En sus 193 kilómetros cuadrados de extensión Isla Grande aúna ríos, lagunas, cascadas, bosques y montañas. Es además ideal para la práctica de deportes acuáticos como el surf y especialmente el buceo, ya que hay una gran concentración de barcos hundidos, sin olvidar la fauna marina. Su principal núcleo urbano es la Vila do Abraao.

brasil
Panorámica de la Bahía de Ilha Grande

También te puede interesar:

Aquí debajo debe aparecer el contenido intext video

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto los aspectos legales y privacidad que se detallan aquí